- Envíos a todo México -

5 errores en tu rutina que pueden causar hiperpigmentación

¿Quieres saber qué causa la hiperpigmentación? Hay muchos factores incontrolables que pueden causar manchas en la piel, todo va desde la exposición a los rayos UV hasta las hormonas. Pero también hay errores comunes que pueden aumentar las posibilidades de desarrollar pigmentación.
Hemos recopilado los cinco errores más comunes que le causan esas temidas cicatrices de acné y manchas oscuras. Aquí descubrirás cuáles son y cómo dejarlas de hacer.

No aplicar protector solar o no re-aplicarlo

Seguramente has escuchado esto una y otra vez, pero la protección es vital para evitar la hiperpigmentación. La exposición prolongada al sol en realidad aumenta la inflamación. Como resultado, esto ayuda a la formación de cicatrices de acné. No es suficiente ponerse protector solar por la mañana; también debes volver a aplicarlo a lo largo del día. La regla general es cada dos horas, o antes si es que has estado sudando. Esto aplica durante todo el año, llueva o haga sol, y asegúrate que la protección sea +30. Esto ayudará a reducir sus posibilidades de manchas y te protegerá del envejecimiento prematuro.

Te pellizcas las espinillas o granitos

Sabemos que estamos diciendo lo obvio, pero tocarte las espinillas aumenta las cicatrices. Esta es una de esas reglas para el cuidado de la piel que continúa reinando. Querer eliminar de inmediato los puntos blancos y exprimir los puntos negros es un placer culpable que causa mucho más daño que bien, ¡sin importar cuán satisfactorio pueda ser! Cuando existe un brote, tu cuerpo lo ve como una lesión y se apresura para tratarla, y en lugar de permitir que se cure por sí mismo, el tocarlo, lo daña del doble. Cuando lo exprimes, aumenta la inflamación. Luego, la inflamación desencadena la producción de melanina. Y como resultado, puede dejar cicatrices de acné mucho después de que la inflamación haya disminuido. En lugar de hacer estallar sus granos, ¡trátelos en un lugar! Utiliza AHA y BHA, que son potentes ácidos que combaten el acné. Estos ingredientes eliminan las células muertas y matan las bacterias que causan el acné. Son potentes pero lo suficientemente suaves incluso para los tipos más sensibles.

Limpias en exceso tu piel

El uso de productos de limpieza fuertes puede aumentar la irritación. Esto se debe a que eliminan lo aceites naturales y tu piel queda hambrienta de humedad. Cuando hay falta de humedad, tu cuerpo aumenta la producción de grasa para ayudar a lubricar. La combinación de agentes espumantes agresivos y el aumento de la producción de aceite equivale a la formación de acné. Al igual que la exfoliación, la limpieza excesiva también puede dañar la barrera de hidratación, causando los signos comunes: picazón, sensibilidad y acné. La inflamación es un precursor de la hiperpigmentación, por lo que es mejor evitar cualquier cosa que la aumente. Para evitar esto, opta por limpiadores suaves de pH bajo que no resequen tu rostro.

Te exfolias con demasiada frecuencia

Los exfoliantes químicos pueden hacer maravillas para mantener controlado el acné, pero usarlos en exceso puede empeorarlo. La exfoliación excesiva puede desencadenar inflamación y debilitar la función de barrera de humedad de la piel. La barrera cutánea es la primera línea de defensa contra las bacterias y otros contaminantes. Cuando ésta se daña, no puede protegerlo adecuadamente y, como resultado, esto puede provocar un aumento de brotes o espinillas y manchas. Es cierto que la exfoliación puede dejarte un cutis suave y radiante, pero en realidad es mejor resistir la tentación de exfoliar demás. En su lugar, sigue haciéndolo pero basta con dos o tres veces por semana. 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados