Aprovecha 15% OFF en tu primera compra con el código: NEWSKIN

Do's and Dont's de skincare en invierno

El invierno trae consigo un nuevo conjunto de problemas y preocupaciones sobre el cuidado de la piel. El aire helado y los vientos fuertes hacen que la piel se seque y se deshidrate más rápido de lo normal. Afortunadamente, con la rutina de cuidado de la piel adecuada, puedes ayudar a equilibrar esos problemas y mantener tu cutis con un aspecto saludable e hidratado. A continuación, hemos creado una guía para que sepas lo que funciona y lo que daña tu piel durante temporadas de frío.

Do's

#1: Exfoliar continuamente

Las temperaturas bajas y la caída de la humedad a veces puede hacer que tu cara se vea escamosa y se vea y sienta seca. Para eliminar las células muertas de la superficie y dar paso a una piel sana y radiante, es importante exfoliar dos veces por semana. Puedes elegir entre exfoliante físico o químico, todo depende de tu tipo de piel. Pero si tienes la piel sensible y seca, opta por un exfoliante suave BHA y si tienes piel normal a grasa usa AHA.

#2: Aumentar hidratación

Con el aire frío, es posible que tu piel se sienta más irritada de lo normal. Consiente a tu cutis un poco agregando una mascarilla facial hidratante a tu rutina semanal, que incluya ingredientes como ácido hialurónico, ceramidas o aceite de rosa mosqueta. Esto te ayuda a darle un extra de humedad al rostro para lucir una piel calmada, renovada y de aspecto juvenil. También, se recomienda usar un suero que hidrate a profundidad y estimule diario las capas más profundas del rostro

#3: Renovar productos

Es posible que tu humectante liviano de verano no esté a la altura para temperaturas muy bajas. Por lo tanto, asegúrate de hidratarte con una crema que incluya ácido hialurónico y ceramidas. Esto ayudará darle un impulso adicional a tu piel durante la noche. También, cambiar de limpiador es importante, se recomienda optar por un limpiador suave y gentil para que no irrite la piel.

Dont's

#1: Protector solar

Durante el verano, el protector solar es una obviedad. Pero cuando las nubes toman el control y la nieve golpea el suelo, es fácil olvidar la aplicación de SPF de amplio espectro. Dicho esto, el bloqueador es una parte NO negociable del cuidado de la piel, sin importar el clima. La aplicación debe ser todos los días y ayudará a proteger tu rostro y cuerpo de los rayos UVA y UVB, así como de los signos de envejecimiento prematuro.

#2: No hidratar tu cuerpo

Ahora que las piernas desnudas se han ido, es fácil que olvides hidratar tu cuerpo todos los días. Desafortunadamente, el frio afecta en toda nuestra piel y es indispensable mantenerte hidratada por completo para no irritar tu cuerpo.

#3: Baños con temperaturas altas

Tomar una ducha larga y caliente puede ser tentador en este tipo de climas, pero es mejor evitarlo. Si bien puede resultar relajante, el agua caliente reseca e irrita la piel a largo plazo. En su lugar, opta por agua tibia, tanto en la cara como en el cuerpo.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados